23 noviembre 2011

La radiografía: Antauro Humala

La radiografía
Examina el doctor Nicolás Yerovi
Rindiéndole homenaje a la solemnidad de nuestra administración de justicia, el reo Antauro Humala se echó a dormir en la sala de audiencias.




Seguro que el loco Humala

estaba muy fatigado

tras pasar noche muy mala

y, mientras era juzgado,

recogiendo sus rodillas,

usando el saco de almohada,

se estiró sobre unas sillas

y roncó como si nada.



Pitearon los magistrados

porque se puso a jatear,

mas no fueron escuchados...,

¡qué manera de roncar!

Qué escena tan colosal

la del cachaco jateando

delante del tribunal

que lo venía juzgando.



Si el loquito matagente

se sigue durmiendo así,

la pereza, de repente,

me la contagia hasta a mí,

puesto que un jato tan bravo

se pega sin mucho esfuerzo

y, por dormir, yo no acabo

ni de escribir este verso.

Nicolás Yerovi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.